Septiembre  29, 2022

Episode 12: El arte sagrado de escuchar

El arte sagrado de escuchar
Share this episode:
Episode cover: El arte sagrado de escuchar

00:00:00 - En la escucha profunda, hay una calidad de presencia donde no hay mucha cabida para el egoísmo, la interpretación, el juzgar, el hacer de un grano de arena una montaña, el anticiparse.

00:00:16 - Simplemente hay apertura, receptividad, no hay ningún control.

00:00:22 - Pero como sabes, es infrecuente que escuchemos de esa manera abierta.

habitualmente hay mucha interferencia porque de algún modo estamos en un transe en el que proyectamos, como sabes, lo que pensamos, lo que pensamos que sea dicho y por dónde creemos que continuará. Estamos influenciados por nuestros deseos y miedos respecto a la conversación.

00:00:52 - Me gustaría que nos acercáramos a lo que sucede cuando estamos conversando, pero nuestra escucha está de alguna manera bloqueada, y si lo descompones en deseos y miedos, cuando nos estamos comunicando y no somos conscientes de ello, nos cubrimos por una capa de deseo que crea interferencia. Puedes analizarlo, busca una conversación reciente, puede que tengas alguna en mente donde pasaste cinco, diez minutos con alguien y eres consciente de los deseos que tenías. ¿Querías que esa persona te viera de un modo determinado? Este es uno de los deseos comunes que habitualmente tenemos cuando estamos hablando. ¿Querías la aprobación de esa persona? ¿Querías que la conversación siguiera una dirección determinada, querías demostrar algo, querías arreglar a la persona o conseguir algo, son todas estas capas de deseos que habitualmente están ahí y la verdad es y es como cualquier otra práctica espiritual, si tenemos un objetivo, si estamos intentando que suceda algo, causar buena impresión, que algo vaya como queremos, convencer, sea lo que sea, esta búsqueda interfiere con estar presente, con reconocer y escuchar lo que verdaderamente hay ahí. Algunos de nosotros puede que recordemos la historia de un estudiante que entra en un monasterio realmente ansioso por experimentar la iluminación. Pregunta al Abad,

00:02:41 - ¿cuánto tiempo tardaré en experimentar el sator y la iluminación total? El Abad dice 10 años.

00:02:51 - Entonces el chico dice, bueno, ¿y qué sucede si trabajo muy, muy duro? El Abad dice 20 años.

00:02:58 - Un momento, acabas de decir 10 años, para ti 30 años, comprendes la idea de que si en una conversación intentamos que suceda algo, esto se interpone entre nosotros y un escucha con el corazón despierto, es lo mismo que cuando vaya versión, la versión es el otro lado del deseo,

00:03:24 - ¿Qué sucede cuando estás con alguien que estás hablando y hay aversión porque están haciendo que te sientas inseguro de ti mismo? Te hacen sentir que estás siendo juzgado o criticado.

00:03:38 - ¿Cuántos han tenido la experiencia de que tu pareja diciéndote estas tres palabras mágicas?

00:03:44 - Tenemos que hablar. ¿Qué sucede? ¿Te tensas? ¿Vas realmente escuchar?

00:03:54 - Es difícil escuchar cuando nos sentimos heridos o ofendidos, cuando nos sentimos golpeados por lo que el otro está diciendo, nos cerramos en banda.

00:04:07 - Es difícil escuchar cuando nos sentimos inseguros por dar la respuesta adecuada. Queremos parecer inteligentes o demostrar que sabemos lo que está pasando. Entonces nos tensamos. Es difícil escuchar cuando la otra persona no está conectada consigo misma. Estamos hablando y realmente no hablamos con autenticidad o nos distraemos. Nos vemos arrastrados por esa compleja mezcla de lo que queremos que suceda y lo que no queremos que pase. Y hay que decir que a veces el deseo y la versión no tienen nada que ver con la otra persona. A veces estamos en una conversación y no estamos escuchando porque realmente queremos irnos y hacer otra cosa o ir a comer o hablar con alguien diferente. O estamos en una conversación y sucede, nuestra versión no tiene que ver con esa persona. Lo que ocurre en ese momento es que sentimos que no tenemos suficiente tiempo. ¿Cuántos de nosotros hemos experimentado que no puedes escuchar sencillamente porque no tiene suficiente tiempo, yo lo siento menudo, quiero compartir con ustedes una historia sobre esto que de verdad me impactó. Está este cura jesuita Gregory

00:05:30 - Boyle que trabaja con bandas de criminales en Estados Unidos en la zona más violenta de los ángeles, ha creado para ellos programas de trabajo, un gran grupo compacto, un sentimiento de comunidad. Él es responsable de una gran, una inmensa cantidad de sanación. Él describe una mañana después de misa, tras la que tenía que celebrar un bautismo. Tenía poco tiempo entre una cosa y otra. Entró en su oficina, tenía unos 10 minutos, poco después entró una mujer en la habitación que se llamaba Carmen.

adicta a la heroína, miembro de una banda, prostituta, cuenta que con frecuencia se le había desafiante, asaltando en la calle, normalmente gritándole a alguien, sin pedir permiso, se coló adentro y él sólo tenía siete minutos y lo cuenta así. Necesito ayuda. He hecho como 50 rehabilitaciones. Soy conocida en toda la nación. Ella sonríe, sus ojos se pasean por la oficina y estudia todas las fotografías allí colgadas. Hace varias cosas a la vez y su multitarea y su inspección del lugar no acaba con su oleada de conciencia errantes. La familia llegará para el bautizo en pocos minutos. He asistido a la iglesia católica toda mi vida dice ella. Incluso me he graduado en el instituto. En realidad fue justo después de la graduación cuando empecé a probar la heroína. Carmen entra en ese momento en una especie de transe y su discurso se enaltece de manera deliberada y titubiante. Y he tratado de dejarlo desde el momento en que empecé. Luego vi como Carmen echaba la cabeza atrás hasta dar con la pared, se queda mirando fijamente al techo y en un instante sus ojos se convierten en dos piscinas, el agua crece hasta llegar al borde, las orillas se desbordan, luego realmente por primera vez me mira y se endereza, soy una desgraciada, de repente su vergüenza se encuentra con la mía, en el momento en que Carmen atravesó la puerta la confundí con una interrupción. ¿Entendés que cuando tenemos esa mantra no tengo tiempo suficiente?

00:08:04 - ¿Qué sucede con todo lo que emerge? ¿Se convierte en un obstáculo en nuestro camino?

00:08:12 - ¿Qué pasa con el escuchar? No estamos ahí para eso.

00:08:15 - Quiero nombrar otro miedo de los niveles más básicos que interfiere con el escuchar.

00:08:21 - Ya el UDAL es el miedo a no estar aquí. Eso, en vez de escuchar, porque escuchar requiere que realmente dejemos ir a nuestra propia agenda. Una especie de vaciarse. Nos preparamos para reafirmarnos de que nos encontramos aquí. Es como ese deseo de seguir diciendo, estoy aquí, existo. Seguimos teniendo que poner nuestra experiencia ahí afuera.

y escuchar es todo lo contrario. Es como decir, de acuerdo, déjalo ir. Hace espacio para cualquier cosa que aparezca. Nos preparamos, estamos incómodos y no sabemos quiénes somos cuando no estamos planeando nuestra respuesta. Tenemos una fuerte tendencia a querer reafirmar la identidad que se conoce de nosotros. Esta es la sensación de identidad fundamental que mantenemos sobre uno mismo. Este es el motivo por el que el escuchar es tan profundo, que cuando realmente comenzamos a practicar va directamente al corazón en una vía de liberación. No es diferente a cuando simplemente nos sentamos y practicamos y escuchamos lo que sucede dentro de nosotros, requiere dejar a un lado nuestra evaluación sobre lo que estamos experimentando, nuestros juicios, nuestras interpretaciones, lo que significa dejar a un lado nuestro sentido de nosotros mismos, permitir que la vida sea como es, liberador y retador.

00:09:55 - La llave para el arte sagrado de escuchar es no controlar o dirigir lo que está pasando, no perseguir nuestros deseos, no evitar nuestros miedos, reconocer lo que sucede dentro de nosotros y quedarse. Y no intentar controlar a la otra persona.

00:10:17 - Aquí está mi descripción favorita. Es de Mark Nepo.

00:10:23 - Escuchar es inclinarse suavemente con la voluntad de ser cambiado por lo que oímos.

00:10:30 - Escuchar es inclinarse suavemente con la voluntad de ser cambiado por lo que oímos.

00:10:35 - Tomate un momento si quieres simplemente para detenerte y cerrar tus ojos y quizás traer a la mente a una persona con la que te gustaría profundizar en tu capacidad para escucharla mejor.

00:11:05 - Puedes traer a la mente una conversación reciente y sin juzgarte a ti mismo simplemente notarlo.

00:11:17 - Si te estás preguntando, bueno, ¿qué hay entre mi persona y el escuchar con el corazón despierto? ¿Qué es lo que te estaba frenando? ¿Había allí una agenda en la que tú querías algo? ¿Querías aprobación o cooperación o su comprensión? ¿Había versión de alguna manera? ¿Miedo a ser juzgado? ¿Una sensación de no tener suficiente tiempo? ¿Cómo has controlado la experiencia si no estabas solamente escuchando. Te has distraído en tus propios pensamientos, intentabas dirigir la conversación, planificar una respuesta.

00:12:16 - Imagina por un momento que tienes una segunda oportunidad.

00:12:20 - ¿Cuál sería tu intención? ¿Cómo sentirías tu propia intención mientras escuchas?

00:12:29 - Usando tus propias palabras ¿Qué deseas?

00:12:50 - Escuchar es inclinarse suavemente con la voluntad de ser cambiado por lo que escuchamos.

00:13:02 - La voluntad de descubrir, de comprender más profundamente.

00:13:08 - Cuando estés preparado, sientete libre de abrir tus ojos.

00:13:24 - El regalo de esta vía de profundización deliberada en nuestra capacidad para escuchar es que pasamos más momentos en los que descansamos, en nuestra verdadera naturaleza, en una conciencia plena que no está centrada en nosotros.

00:13:44 - Es abierta, sensible, comprometida, y para el otro crea una atmósfera de amor.

00:13:52 - Y escuchar, ofrecer nuestra presencia, es la expresión más profunda de amor.

00:13:59 - Es como una invitación para la otra persona.

hace que sea más seguro para ella desplegarse y abrirse y cuando alguien nos escucha sin juzgar con esa apertura y esa sensibilidad nosotros también nos abrimos ante esa presencia.

00:14:17 - Una descripción del poder de escuchar es imaginar que nuestra esencia, este espíritu creativo que todos tenemos es como una fuente y ese es el manantial de la fuente y lo es para todos nosotros, esa misma conciencia pura, inteligencia, amor, es lo mismo para todos, pero cuando no somos escuchados, ese mandantiel creativo, esa fuente se seca, se echa a perder, cuando sin embargo es escuchada, prospera, realmente fluye, cuando no somos escuchados y cuando no nos escuchamos a nosotros mismos, ya no tiene a dónde dirigirse, se estanca, y entonces lo que expresamos se vuelve turbio, o vago, o confuso. A veces te encontrarás hablando con gente o hablándote a ti mismo de una forma acelerada o nerviosa, y sin silencios y sin conexión real con lo que sucede. Y eso sucede es porque no te fue concedida suficiente atmósfera de presencia de escucha verdadera, que no te fue concedida a ti o que tú no te has conseguido a ti mismo, nos sucede a muchos y a veces todo eso llega cuando el estancamiento se desborda, cuando realmente no hemos sido escuchados o cuando no nos escuchamos a nosotros mismos. Todo eso emerge a través de palabras superficiales, alocuciones nerviosas, frases estereotipladas, creo que todos nosotros lo conocemos, sabemos cuando estamos en ese estado, cuando nos estresamos y no estamos en contacto con nosotros mismos, cuando podemos sentirlo en los demás. Estos son los momentos en los que, en vez de estar conectados, estamos secuestrados por una parte de nosotros que está buscando demostrar o proteger o defender. Vivimos de lo exterior. Es cierto que es lo que se espera, que es lo que deberíamos decir, no conversamos en profundidad.

00:16:33 - Escuchar cuando se lo ofrecemos al otro es invitar a esa fuente creativa a que comience a fluir de nuevo.

00:16:42 - Ofrece un espacio para que la verdad interior se despliegue y de verdad brille.

00:16:49 - Para esto hace falta mucha paciencia, tanto para ofrecernos esa escucha a nosotros mismos, como para ofrecersela a los demás, porque a veces al principio las aguas están turbias y tenemos que contar con ello y dejar el espacio, de manera que surja algo puro y limpio. Tiene sentido que esto nos cueste tiempo. Es un regalo maravilloso que podemos ofrecer, incluso solo con un poco, incluso con alguien de quien no sabemos si vamos a pasar mucho tiempo con él, solo ofreciendo ese espacio, algo empieza a suceder. Esto es de Teach Natal. Él dice, la escucha profunda es la clase de escucha que puede ayudar a aliviar el sufrimiento de otra persona. Puedes llamarla escucha compasiva, escuchas con sólo un propósito para ayudar a él o a ella a vaciar su corazón. Incluso si dice cosas que están llenas de percepciones erróneas, llenas de amargura, sigue siendo capaz de seguir escuchando con compasión. Simplemente escuchando con compasión ayudas a sufrir menos.

una hora así puede resultar algo transformador y sanador.

00:18:13 - ¿Cuáles son las bases de este entrenamiento?

00:18:17 - Realmente es igual que cuando meditamos.

00:18:20 - Se trata de cómo disponemos nuestra intención.

00:18:24 - Cuando llegue a casa y esté con mi pareja o con mi hijo adolescente o con mi padre o con quien sea, planifico que voy a escuchar.

para ver realmente si puedo dejar ir a todas las interferencias que me interrumpen para simplemente permanecer ahí. Es de gran ayuda tener un anclaje, tener algo a lo que pueda volver, las sensaciones físicas en tu cuerpo o tu respiración, algo que me lleve a decir, estoy aquí, estoy aquí y comprometerme a tener la voluntad de identificar las resistencias que haya, así mientras escuchas notas que estás juzgando o cuando escuchas notas incomodidad y que no quieres estar ahí. De esa forma una parte de ti lo nombre y lo perdona, está bien, tenemos que permanecer abiertos a reconocer lo que sucede en tu interior o no podrás escuchar realmente al otro y entonces encuentro que el autocochin es realmente una aproximación brillante.

cuando a veces con unas pocas palabras te recuerdas a ti mismo que, por ejemplo, hay todo el tiempo del mundo, aunque en realidad no lo creas así. De verdad, solo con decirlo, porque alguna parte profunda de mí sabe que es verdad.

00:19:50 - Mi ego neurótico que siempre quiere conseguir más no se lo cree, pero hay un lugar profundo que sabe que que si puedo hacer una pausa, allí habrá una presencia temporal aquí donde cualquier cosa que amo es posible y cuando de verdad hago una pausa es cuando las ideas de un futuro y un pasado comienzan a disolverse.

Podnation orange logo
Podcast powered by Podnation