Abril  4, 2023 | Season #1

Episode 6: Sanar el Corazón

Todos pasamos por momentos de pruebas y de aprendizajes, todos guardamos memorias que de forma inconsciente afectan nuestra relación con nosotros mismos. Sanar el Corazón se hace urgente en estos tiempos de caos. Te presentamos una mecánica para hacerlo y transformar tu propio universo.
Share this episode:
Episode cover: Sanar el Corazón

00:00:00 - ¡Hola! Bienvenidos a este nuevo Pálpito de Vida. Hoy nos acompañá una persona muy especial.

00:00:16 - Tenemos aquí en el estudio a Luis Barberán desde Chile. ¡Hola Luis!

00:00:21 - Hola Carolina, muchas gracias por esta maravillosa invitación que me has realizado a este hermoso programa de podcast El Pálpito de Vida. Pues eres muy bienvenido y estamos muy contentos porque el tema que vamos a trabajar hoy es absolutamente hermoso. El día de hoy vamos a conversar sobre la sanación de nuestro corazón, poder comprender qué es lo que ha enfermado nuestro corazón y cuáles son los pasos a seguir para poder entonces entrar en el sendero de la sanación. Luis esto es maravilloso porque en el mundo hay muchas formas en las que nuestro corazón y nuestras emociones y nuestros sentimientos y nuestro ser se ven afectados de muchas maneras todo el tiempo nos están sucediendo cosas que nos ponen en una situación dolorosa, de angustia o que nos generan alguna emoción, verrabia, rencor, odio, etcétera. Y esto es una enfermedad para el corazón.

00:01:32 - Es necesario entonces que nos adentremos en el conocimiento que ha sido dejado a lo largo del tiempo para escudriñar la sabiduría del corazón. Y este conocimiento fue entregado por Jesús el anciano de los días que en Mateo 15 17 nos enseñó dice no entendéis que todo lo que entra en la boca va al vientre y es echado en letrina pero lo que sale de la boca del corazón sale y esto contamina al hombre porque del corazón salen los malos pensamientos los homicidios los adulterios, las fornicaciones, los urtos, los falsos testimonios, las blasfemias, estas son las cosas que contaminan al hombre. Es allí entonces cuando comprendemos que nuestro corazón ha estado manipulado por una serie de acontecimientos que vienen desde lo externo, desde algo que no toca la verdadera identidad de nuestro ser, porque nos han imbuido en un sistema donde impera la violencia, la delincuencia, las rabias, las tristezas, la amargura y esto entonces es lo que ha ensuciado nuestro corazón y es de ahí donde han venido todas las enfermedades que han dañado el corazón de la humanidad. Nos dice entonces uno de los textos de Solrazer que en el corazón se generan las emociones y pensamientos cotidianos, las fuerzas del vivir y ser y por lo tanto está conectado al que hacer creacional, al camino de Dios y esto fue desconocido hasta hoy cuando clarificamos que desde el corazón tenemos que dar cuenta a Dios de los pensamientos y las intenciones del hombre.

00:03:20 - Es por ello tan importante empezar a revisar cómo está nuestro pensamiento del corazón,

00:03:26 - ¿Cómo está nuestro pensamiento de la mente? ¿Cómo estamos nutriéndonos y qué tipo de pensamientos son los que tenemos y nos permitimos tener? ¿Por qué necesitamos quitar la enfermedad del pensamiento para poder sanar nuestro corazón? Y es allí cuando volvemos la mirada al corazón y nos comenzamos a hacer cargo de todos esos pensamientos que nos han estancado, que han causado un dolor en nuestro interior, que han enfermado órganos, que han enfermado parte de nuestro cuerpo físico, y así es necesario que tengamos una mirada al interior para hacer una pausa, detenernos y no andar ya en el ajetreo del día a día, en el ajetreo de este mundo, de este sistema que solamente nos ha inyectado dosis de estrés, así entonces haciendo esa pausa para comenzar a mirar lo profundo de nuestro corazón y comenzar un trabajo en conciencia para limpiar y transformar todas esas emociones que han estado estancadas por traumas de niños, por traumas de la misma adultez y ahora sí con amor y con mucha compasión, sin juzgamiento y sin señalamiento a mí mismo, voy a comenzar a sanar.

00:04:57 - Luis y yo siento que lo primero que necesitamos tener claro para poder hacer ese ejercicio es tener clara nuestra identidad en la luz, porque cuando nosotros tenemos la clara identidad de dónde venimos, para dónde vamos y a dónde pertenecemos, que es al Padre Eterno, que es a sus leyes, que es a su creación.

00:05:18 - Tenemos la claridad de quiénes somos y en la medida en que tenemos la claridad de nuestra identidad, sabemos qué tipo de emociones debemos y no debemos cultivar en nosotros porque somos como un arado.

00:05:34 - Si yo permito que el odio esté en mi corazón, ese arado va a ser de odio y lo voy a estar cultivando día tras día.

pero si al momento de sentir una emoción de rabia o de odio detecto y digo esta emoción no me corresponde esta emoción no es mía esta emoción no es la que yo quiero tener en mi universo en mi ser porque no es conmigo en mi identidad y esta sería una mecánica para empezar a trabajar estas emociones en nuestro corazón cuando sintamos esa rabia ese dolor esa angustia esa pena, esa desdicha, la congoja o cualquier emoción que nos hunda nos robe la dignidad y la libertad. Ir profundamente a ella, a nuestro interior, buscarla y concentrarnos en nuestro pensamiento y en nuestro corazón en esa emoción. De tal manera que podamos empezar a hacernos preguntas por qué la siento, de donde viene, que la genera, a que le tengo miedo, que es eso que hace que yo sienta ese sentimiento o esa emoción. Por ejemplo, si es una emoción de soledad o de abandono o de frustración o de tristeza. Todas estas emociones tienen una raíz y generalmente es el miedo. Pero cuando nosotros logramos gestionar esas emociones, nos encontramos con que las podemos sanar sin que ellas hagan cultivo en nuestro ser, de esa manera las podemos evitar, las podemos detener, tenemos el poder en nosotros para gestionarlas y sanarlas, para perdonarlas y para no darles más fuerza. Maravilloso porque con esa mecánica comienza la profundización de lo que somos como esencia, de lo que allí en nuestro interior se encuentra, porque al hacernos tantas preguntas aflora el ser, una voz dulce, tierna y amorosa que nos comienza a guiar y entregar el conocimiento necesario para afrontar las situaciones que nuestro espíritu necesita para engrandecerse, para hacerse más comprensivo, más amoroso, más dulce, así entonces esa voz de la conciencia que aflora en nuestro interior, en nuestro corazón, inicia un diálogo con nosotros, un diálogo para guiarnos a los senderos de la sanación,

00:08:14 - Un diálogo que nos sumerge a lo profundo de nuestro universo y comprendemos que hay una semilla dorada que comienza a gestarse con un pensamiento de amor, con un pensamiento de perdonar el error que he cometido, de perdonarme profundamente y ya no culparme más, ya no sentir culpa, ya no sentir rencores, ya no sentir rabia hacia mí mismo y hacia los demás, porque así podemos abrir una nueva dimensión de pensamiento más elevado que nos conecta a lo interior de nosotros. Y dentro de nosotros se contiene esa semilla del Cristo, el Cristo que no es una figura que se contiene en un madero o en un collar, sino que es esa inteligencia creadora que contiene la fórmula del amor, la fórmula del entendimiento de mi propia esencia como hombre y mujer universal que ahora comienza a florecer como una esperanza para nosotros mismos y para la humanidad, así entonces entrar en esa comprensión de esas emociones que ahora deben ser libertarias, de dulzura, de regocijo, de amor, de sencillez, ese amor que siente la madre por su hijo, ese amor que siente el bebé cuando se alimenta del seno de su madre, pero así la ternura de las abuelas con sus nietos, con sus congéneres y así entonces comienza a florecer la semilla de la vida de comprender la sanación a través de la naturaleza, sentir el canto del ave, el fluir de los ríos, el calor del sol, la belleza de las montañas, pero así la belleza de nuestro interior también.

00:10:13 - Luis eso que nos compartes es maravilloso y es hacer ese ejercicio del mirar interior para lograr esa sanación. Es muy importante ese mirar interior porque recordemos que nosotros guardamos allí en el subconsciente esas memorias que es de pequeños han forjado la cárcel mental en la que vivimos, los parámetros de lo que es normal y no es normal, lo que es permitido y lo que no es permitido, lo que es correcto, lo que está bien y está mal. Cuando entramos a ese mirar interior y nos damos cuenta que hay situaciones que nos están generando perturbación o daño por alguna razón es porque esas emociones y esas situaciones van en contra de nuestro propio espíritu y el hacer ese mirar interior nos permite identificar, por ejemplo, los tipos de apego que tenemos. Hay personas que están apegadas a la materia, pero hay personas que están apegadas al sufrimiento o que están apegadas a la sensación de protección que alguien les genera o que algo les genera. Y al estar apegada a ese tipo de emociones estamos en una cárcel, somos esclavos de ese objeto o de esa persona, porque ponemos toda nuestra vulnerabilidad y nuestra atención y fuerza a esa persona o a esa cosa que se convierte en nuestro ídolo. Por lo tanto, eso que tú nos estás hablando de empezar a tener un pensamiento superior acerca de nosotros mismos y de nuestra realidad es indispensable para poder controlar estos instintos. Nos dice uno de los textos que la lucha es contra nuestros propios instintos. La lucha es con nosotros mismos, no está fuera.

00:11:53 - Encontramos esta mecánica del amor propio porque todo esto que nos estás hablando es amor propio, es mi amor por mí misma y mi amor por el Padre

00:12:04 - Terno. No hay otro lugar en el cual conocer al Padre si no es en su propia creación, pero es la misma creación la que también nos sana, ir a ver el canto del pájaro, sentir la brisa en nuestro rostro, entender la ley que existe en cada creación, la perfección, como fue pensada cada una de las creaciones para el servicio del hombre y encontrar allí todas las leyes que la hacen maravillosa y de las que nosotros tenemos que nutrirnos.

maravilloso y así entonces podemos comenzar a comprender esa clave de supervivir, de anhelar vivir, porque vivir es una decisión que debemos tomar al momento en que nos encontramos en esa cueva profunda de depresiones, apuros, ajetreos, confusión, pareciera que no hubiese un camino para volvernos a encontrar, para revivir esa sonrisa que antes teníamos y que a través de esa situación se esfumó y ahora se vive en esa depresión profunda, pero ahí es necesario conectarse con esa voz del ser, porque ahí aparece esa esperanza, porque allí mora el Padre Eterno, porque allí habita la gran conciencia creadora, que nos entrega a las respuestas alentadoras y nos entrega la energía que necesitamos para poder sanar, porque la sanación es una gran decisión que debemos tomar, un camino por el que debemos entrar, que no es de un día para otro, sino que es un proceso en el que debemos comenzar a levantarnos con más ánimo, pedir ese ánimo a nuestro corazón, pedir esa fuerza que necesitamos para salir adelante, comenzar a alimentar nuestro cuerpo, a través de jugos verdes, a través de frutas, una buena alimentación, salir a caminar con los pies descalzos sobre la grama, ir a los bosques, nutrirse de la energía viviente de los ríos y de las cascadas, para que nos recarguemos de esa energía vital que necesitamos para salir adelante y así adquirir una mayor comprensión de toda esa situación que estamos pasando.

00:14:21 - Una pérdida familiar, una ruptura, una despedida, dejar atrás muchas cosas y todo eso genera una segregación de químicos muy fuerte en nuestro cuerpo pero también impacta en nuestro espíritu y nos quita mucha energía pero esa energía debemos irla a buscar en lo profundo de nuestro corazón y con la ayuda también de los elementos, porque a través de ellos podemos comenzar a forjarnos.

00:14:51 - Así es, Luis.

00:14:52 - Ahorita mencionabas algo muy importante, que es la voz interior.

00:14:56 - Entonces, cuando estemos en ese momento, en ese sentimiento de dolor, pena, amargura, angustia, vamos a nuestro corazón y nos centramos en ese sentimiento que estamos teniendo y ponemos allí nuestra mente, nuestro pensamiento, en nuestro corazón.

00:15:13 - La invitación es hacernos preguntas. ¿Qué es esto? ¿Por qué lo estoy sintiendo? ¿De dónde viene? ¿Qué lo produce? ¿Realmente a qué es a lo que le tengo miedo? ¿Cuál es ese origen?

00:15:25 - Porque muchas veces superficialmente pensamos que es por una u otra razón, pero cuando vamos al centro, cuando vamos al fondo de ese sentimiento, nos encontramos con la verdad, con esa real causa del por qué estamos en esa condición de lo que realmente la vida nos está tratando de mostrar y de enseñar que deberíamos corregir en nosotros, para poder crecer como personas como seres. Entonces cuando hacemos ese ejercicio allí encontramos la identidad como un eje que nos va a llevar por ese camino de sanación, lo que yo realmente soy, cuál es mi parámetro de espíritu, cuál es mi parámetro de vida, cuál es realmente esa esencia a la que yo pertenezco. Es un proceso individual y eso lo hace maravilloso, puesto que no necesitamos un guía, sino que es entrar a nuestro propio universo y encontrar realmente lo que nosotros somos. Es un maravilloso camino para conocernos a nosotros mismos y así poder sacar eso que no queremos que esté, poder nutrirnos de lo que sí queremos que esté. Entonces allí aparece la voz interior, diciéndonos, esto es abandono, esto es miedo, esto es miedo al abandono, esto es miedo al rechazo, nos va mostrando el mismo corazón, ese camino en donde nosotros debemos hacer los cambios que necesitamos, es nuestra identidad entonces lo que nos ayuda a hacer ese trabajo. Y es así, como Benjamin Solari Parraucini, el profeta argentino, pronosticó este momento en el que cada uno de nosotros está pasando, porque es un parto de un nuevo ser, es un dar a luz. El humano ser ha llegado a la luna, más él aún no ha llegado a su ser, campo ignoto e inexplorado es el hombre, debe él llegar para él, el hombre trepa hacia el universo, desconociendo el universo que él encierra en su yo, en su identidad. El eterno vital es aún misterio, el hombre le develará un día, entonces él será. El hombre corre hacia el encuentro de su fuerza interior, la que aún prevalece en potencia, dentro de su desconocido yo. Él marcha sin saber que marcha, Él sabrá sin saber, más sabrá y será.

00:17:54 - Es allí entonces la condición de tomar el camino y hacernos cargo de sanar nuestro corazón, para que ya así no nos penetren más pensamientos que contaminen nuestro espíritu y podamos ir sin ataduras, podiendo amarnos profundamente y entregando una sonrisa al que la necesita, una voz de aliento, una mano, amiga, un abrazo al desamparado, así entonces es necesario que podamos contemplar la divinidad que está en nuestro corazón porque la divinidad no se asemeja a plata, oro, creencia o filosofía que este mundo ha ofrecido. Es la divinidad de comprender la luz inconmensurable e ilimitable que fluye en nuestro interior y ser eternamente bondadosos, inconmensurablemente tiernos, comprensivos, dulces, para que así esa sanación y esa energía viviente comience a engendrar un nuevo ser, un nuevo corazón que se hace eterno. Así esa sanación del el corazón viene desde nuestro pensamiento, porque desde un pensamiento perfecto podemos sanar el corazón como un proceso, pero que es un pensamiento perfecto, un pensamiento que contenga las leyes del Santo Espíritu, un pensamiento fiel, fiel a la luz, a la verdad y a la protección de la vida, un pensamiento que contiene amor por nosotros mismos, nuestro ser, un pensamiento que contiene el amor del Padre Eterno, está en el sol que nos calienta todos los días y nos procura la vida, en perfección y equilibrio y en armonía. Ese pensamiento en nuestro corazón también debe tener fidelidad, fidelidad al amor del Padre, fidelidad a nosotros mismos, fidelidad a lo que nosotros somos como esencia, esa fidelidad nos ayuda a no perdernos en el camino. Y esa fidelidad contiene luz, la luz que es el verbo, el verbo que contenemos nosotros en nuestro corazón, ese verbo que hace que seamos hombres y mujeres, protectores de la vida, capaces de amar y de perdonar, capaces de crear, capaces de ser maravillosos. También ese verbo va a a contener un pensamiento lleno de conocimiento y de sabiduría, un conocimiento limpio y perfecto de lo que el padre y la vida son, un conocimiento de nosotros mismos hacia la luz de lo que somos como identidad y como ser.

00:20:35 - Esa sabiduría nos va a permitir andar por la vida con la plena certeza de quiénes somos, para dónde vamos y qué es lo que deberíamos hacer y cómo actuar frente las situaciones del mundo para lograr hacerlo correcto. A partir de allí gestamos conciencia, porque tenemos todos estos elementos y si nuestro pensamiento es un pensamiento que actúa en conciencia, vamos a tener como resultado frutos, frutos buenos y perfectos, aunados a la justicia, porque no se trata de ser buenos ni malos, se trata de ser justos. La justicia es el camino que nos enseñó también el Cristo como sendero de vida para por último lograr una creación, la creación de nuestro pensamiento perfecto, la creación de nuestro ser en la luz. Imagínate si todos en la humanidad tuviésemos esos elementos en nuestro pensamiento, ¿qué podría salir de nuestro corazón? Si no, perfección, un mundo maravilloso y pletórico de paz, de armonía, en donde todos pudiésemos vivir en plenitud.

00:21:44 - Es maravilloso poder comenzar a comprender esa sabiduría universal que está en nuestro interior.

00:21:50 - Y así, querido amigo, hermano, si estás pasando por un momento duro en tu vida, de muchas dificultades, de muchas pruebas para tu espíritu, calma, calma, calma, que no desespera ese pensamiento, sentir la quietud en tu corazón y la esperanza en tu ser, porque todo esto es para forjar nuestro corazón, es para forjar nuestro espíritu y salir victoriosos.

00:22:21 - Ahí está esa sonrisa en tu corazón de haber salido victorioso de ese conflicto interior, para encontrarte contigo mismo con un nuevo ser de mayor comprensión sin juzgamientos sin señalamientos sin atacar sin dañar y así entonces encontrar esa vida en ti que comienza a florar como un nuevo corazón muchas gracias Luis por este tiempo les deseamos un día lindo y nos volvemos a escuchar en un próximo palpito de vida.

00:22:55 - ¡Gracias, adiós!

00:22:57 - ¡Hasta pronto!

a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a todos y a

Podnation orange logo
Podcast powered by Podnation