Abril  17, 2022

Episode 1: Fragmentos de Gabriel García Márquez

En el aniversario luctuoso del escritor colombiano Gabriel García Márquez que se conmemora cada 17 de abril, te comparto estos fragmentos de una de sus principales obras: Cien años de soledad.
Share this episode:

00:00:00 - VIAGE POR LAS PALABRAS Número 1

00:00:08 - Faragmento de 100 años de soledad en el aniversario luctuoso del escritor colombiano

00:00:14 - Gabriel García Márquez, 100 años de soledad 1967 años después, frente al pelotón de fusilamiento, el cronel aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabraba construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo. Todos los años, por el mes de marzo, una familia de gitanos desarrapados plantaba su carpa cerca del aldea, y con un grande alboroto de pitos y timbales daban a conocer los nuevos inventos. Primero llevaron el imán, un gitano corpulento de Barba Montaraz y Manos de Gorrión, que se presentó con el nombre de Melquiades, hizo una truculenta demostración pública de lo que él mismo llamaba la octava maravilla de los sabios alquimistas de Macedonia. Fue de casa en casa, arrastrando dos lingotes metálicos y todo el mundo se espantó al verque.

sus penchivos.

00:01:49 - Cuando el pirata Francis Drake asaltó Río Hacha en el siglo XXI, la bisabuela de Ursula y Guarán se asustó tanto con el toque de rebato y el estampido de los cañones que perdió el control de los nervios y se sentó en un fogón encendido. Las quemaduras la dejaron convertida en una esposa inútil para toda la vida. No podía sentarse, sino de medio a su lado, acomodada en cojines y algo extraño debió quedarle en el modo de andar porque nunca volvió a caminar en público. Renunció a toda clase de hábitos sociales, obsesionada por la idea de que su cuerpo despedía un olor hacha musquina. El alba la sorprendía en el patio sin atreverse a dormir porque soñaba que los ingleses, con sus feroces perros de asalto, se metían por la ventana del dormitorio y la sometían a vergonzosos tormentos con hierros al rojo vivo, su marido. Un comerciante aragones con quien tenía dos hijos se gastó media tienda en medicinas y entretenimientos buscando la manera de aliviar sus terrores. Por último, liquidó el negocio y llevó la familia a vivir lejos del mar, en una ranchería de indios pacíficos situada en las estribaciones de la sierra, donde le construyó a su mujer un un dormitorio sin ventanas para que no tuvieran por donde entrar los piratas de sus pesadillas.

00:03:17 - Punto Suspensivos El coronel Aureliano Buendía promovió 32 levantamientos armados y los perdió todos. Tuvo 17 hijos varones de 17 mujeres distintas que fueron exterminados uno tras otro en una sola noche antes de que el mayor cumpliera 35

00:03:38 - Escapó a 14 atentados, a 73 emboscadas y a un pelotón de fusilamiento.

00:03:44 - Sobrevivió a una carga de estricnina en el café que habría abastado para matar un caballo.

00:03:51 - Rechazó la orden del mérito que le otorgó el presidente de la República.

00:03:56 - Llegó a ser comandante general de las fuerzas revolucionarias, con jurisdicción y mando de una frontera a la otra y el hombre más temido por el gobierno, pero nunca permitió que le tomaran una fotografía. Declinó la pensión vitalicia que le ofrecieron después de la guerra y vivió hasta la vejez de los pescaditos de oro que fabricaba en su taller de macondo, aunque peleó siempre al frente de sus hombres, la única herida que recibió se la produjo el mismo después de afirmar la capitulación de neerlandia que puso término a casi 20 años de guerras civiles viaje por las paladas 100 años de soledad 1967

Podcast powered by Podnation