Enero  26, 2022

No es depresión es represión

Te sientes como el culo
Te han puesto una mascarilla y no respiras
Te envenenas con el CO2
En el ascensor solito
Todo esto y mucho más en el nuevo episodio de el rincón de efrén

Share this episode

00:00:00 - Bienvenido al Rincón de Fren, al posca sobre enseñanzas, relatos y pequeñas historias para que puedas saborear y conocer esta vida y ahora apunte cómodo que llega el episodio de hoy.

00:00:17 - Buenos días, hoy en el capítulo 21 hablaremos sobre no es depresión, es represión, ¿sí?

seguramente te sentirás como el culo, yo por lo menos me siento como el como el culo, claro, ¿qué ocurre? que nos han marcado tantas normas que ya uno está cansado, pongamos el tema de las mascarillas que bueno, que son impresionantes, para ellos tenemos pa' tres, pa' tres pocas. ¿Qué ocurre? Que te intoxicas. O sea, como estén un par de horas con eso en la cara, ya no sabes quién eres. Mi hija, por ejemplo, tiene que llevarse ahí horas puestas. Y bueno, tuvo un problema en el instituto, bastante grave, bastante serio, porque vendía a casa amareada, se caía, yo la tuve que recoger. Y al final de mucho, una de las cosas que, el final desistimos porque pensamos que era que tenía hambre que venía con con más azúcar etcétera etcétera no más al final una de las cosas que nos dimos cuenta que era que al tener selloras la la máscara tu tu cuerpo seguinaba diáxio carbono respirabas diáxio de carbono continuamente conseguimos una mascarilla homologado por supuesto que podía respirar

00:01:47 - Aquí en Canarias, la inventaron, más mal que es Rewinder, no hago publicidad, no ganó nada, una simple publicidad para por si alguien quiere acceder a ella, se vende muy bien, es como un tool y tiene una seguridad alucinante y puede respirar. Yo particularmente no estoy a favor de la mascarilla,

00:02:16 - O sea, ni esta, ni otra, ni nada. Ese humano está hecho para respirar. Y mientras mantengan una distancia social, no hay problema. Y ni distancia social. O sea, ese es un tema que podríamos tocar perfectamente en otros pocas. Que el hombre social, y aunque haya una pandemia, más acerca un refriado con la pandemia. ¿Le gusta quién le gusta? Por ejemplo, podremos verlo seriamente. Yo, por ejemplo, es que ha pagado la televisión y, claro, llega un momento que pierdes el miedo, porque el miedo te lo meten por la tele, que de eso hablaremos ya, hablaremos exactamente sobre ellos. Pero un aporte. Si están todos los días machacándote la cabeza, repidiendo, repidiendo y repidiendo, no creéis que al final os van a meter la idea que ellos quieren. Y en este momento la idea que ellos quieren es que tú tengas miedo, que te sientas mal, que esté con el miedo en el cuerpo porque a saber por qué puedes dar la violación, el miedo a algo inexistente, lo tocaremos más adelante y y más extensamente. Vale. Pero pensadlo por un momento. Tenerte siempre agarrado. La tele, por favor, si podáis apagarla. Verás que hay resultados positivos. Muy positivos.

00:04:02 - Fijaos también en las mascarillas, volviendo al tema de las mascarillas. Te pasas todo respirando dióxido de carbono. Es algo que tú dices, las células de nuestro cuerpo no están hechas para respirar dióxido de carbono. Yo lo tengo claro. Y fíjate, también. ¿Por qué? Yo me paso todo el día siguiendo flechitas. No, no sé ustedes, pero vamos, yo me paso todo el día haciendo felicitas. Me voy al campo, flechita pa aquí. Tienes que ir por aquí. Tienes que ir por allá. Hacer esto, hacerlo lo otro. Cuidado, no te subas en el asensor. Eso no vaya a ocurrir que suba el asensor con otra persona. Hagan usted el favor. Estamos en medio de una pandemia. Esto es importante. Por sábado. Esto es que, vamos. Se caide hasta castaño.

00:05:00 - Llega un momento que uno siente una mala leche, que te dan ganas de agarrar al primero que pillas por allí y darle de hostia, ¿sabes? Y la pena es que siempre se pone al vigilante.

00:05:11 - Ya es pobre vigilante, que se pone siempre en medio y le mandan cada marrón, ves que te dan ganas de darle, quitarle la defensa y darle tú a él, porque y no tiene culpa de nada, no tiene culpa de nada, pero es que te tientan hasta las narices. Por ejemplo, me habéis fijado en el ascensor de mercadona. En la zona que vivo yo son grandes, grandes montagargas y como solo puedo subirse uno, pues que han hecho ellos, pues han puesto en medio como una plataforma y yo cuando lo vi, lo primero que pensé es que era una vacas porque se me subí yo y se subió otro al lado y digo y lo único que lo único que hice fue porque claro que parecíamos vacas que subíamos en el ascensor separado el señor que estaba al lado se descojo y se dio cuenta de que es verdad que parecíamos ganado o sea es que no nos permiten nada en un sensor tan grande allí que habían manteniendo un poquito la distancia a cuatro personas se puede hacer las cosas bien y no no hace falta tanta tanta represión porque al final de cuentas ha acordado esto es represión cuando se vaya al bicho las normas estas se van a quedar, se quedan, yo también no conozco una ley que le han hechao para atrás, siempre todas las leyes que meten estos políticuchos, eso sí lo tengo que decir, porque no hay un político que valga, ya me pueden deshermizar, que me pueden contar todas las historias que quieras, que no sirven para nada, que todo lo que hacen es para darnos por detrás, por detrás, no han hecho nada bien en su vida. Eso sí, meter la mano bien y llenarse ya los bolsillos. Eso sí, eso que quede claro. Ellos podrán decir lo que les dé la gana, pero al final viven muy bien, muy bien, que les pongan 500 euros o 920 euros para vivir. ¿No es que son políticos y tienen su categoría? No, señor, que les pongan 900 euros para vivir. A ver cuántos se apuntan a ser políticos. Es que no no se apuntan ni uno, ni uno. O sea, y los poquitos que se apuntan, se apuntarían. Empezarían a salir leyes justas y correctas, éticas y morales que nos hemos confundido. La ética y la moral es lo que tiene que aguantar un político, su base y no. Hoy día es su bolsillo, grandes sueldos, grandes coches, grandes comidas, todo a todo lo es uno ser político, eso ser un pedazo de K, no puedo decir palabra brota. Bueno, volvamos al tema porque me estoy calentando y cuando me caliento, me pongo a decir tontería.

00:08:12 - Yo soy el primero que piensa que soy con tontería.

00:08:16 - Bueno, volviéndolo, volviéndolo de la represión, te vas al bar, al último día me fui al bar y menos mal encontré uno, encontré un par con uno. Primero no me pedí en el certificado nazi ese que te piden, que independientemente de que tú te vacunes o no te vacunes pa que narices te piden un certificado sin contaminas igual? Esa es otra historia que habría que estudiársela muy bien y rascarla bien porque al final aunque estés vacunado no estés vacunado queda certificado y ese certificado vemos lo mismo no se va a ir a ningún lado va a quedar y te van a pedir el próximo día que salgas a la calle saltando a la patacoja por lo cual yo creo que lo que tenemos que hacer es ir a cebar. Vamos broma, es broma, es broma. Les voy a contar la historia del bar.

00:09:19 - Fui al bar y en ese bar, pues mira, no me pidieron el certificado. Me hizo el café, el café que yo tomo, el barraquito, porque aquí tomo barraquito, me lo alegró, me da verdad que me alegró el barraquito y al final había un señor al lado y me puse a hablar y yo me quedé pensando por mí yo todavía se puede hablar en la barra de un bar no te vaya a coger el cobi te vaya a pegar un palo pues la verdad de esos barraquitos alucinantes que puedes tomarte en compañía de una persona y encima aprender eso son los barraquitos ese es el bar ese es

00:10:04 - Esta es la sociedad. Ese es el hombre. El hombre está hecho de una forma social.

00:10:12 - Nos unimos por lo social. Nos unimos. Tendremos a tocarlo, a parlamentar, por decirlo así, los que bien quede, ¿verdad? Sí.

00:10:28 - Yo, claro, abigamente, cuando vi eso en el bar, vamos, yo me apunté al bar, vamos, porque me sentí bien en ese bar, porque había entrado en 500 bares y 500 bares, que no nos gesto cuando no es lo otro, cuando no es un certificado, cuando no es aquello, cuando no está, y al final, pues el barman que está en la puerta o el papelito que está en la puerta que dice no se permite lo del certificado, por favor. Yo todavía no sé cómo la gente no se da cuenta que todo esto, al final lo que te vas a encontrar es un papuleo mental donde tú vas a estar deprimido y no vas a saber por qué.

00:11:19 - No vas a saber por qué.

00:11:21 - Si vas más a tenerlo en cuenta, no te encuentras mal, no sabes.

00:11:26 - Y y quien tiene suerte puede ir un psicólogo y a final el psicólogo le puede sacar, les va a sacar doscientas mil basuras de su de su mente, que las tenemos todos y no nos salvamos.

00:11:36 - No, perdón, no nos salvamos nadie, pero no eso yo que creo lo que tenemos.

00:11:41 - Lo que tenemos es que estamos tan apretados.

nos han apretado tanto que estamos hasta el culo.

00:11:53 - Señores, entonces esta falta de libertad no va con el ser humano.

00:12:00 - El ser humano siempre ha pedido de libertad.

00:12:03 - Aquí, en la Perínsula, en Islandia o en Irlanda,

00:12:10 - En todos lados, el hombre siempre ha buscado la sublibertad y todo esto pasa cuando tú te alejas de los humanos. O sea, perdón, bueno, los humanos, está muy bien dicho que los humanos, de las personas, porque la humanidad es comprensión, unidad y fuerza.

00:12:40 - Y recuerda, la libertad de pensamiento es como los culo, todo el mundo tiene uno, úsala.

00:12:51 - Y aquí acabamos por hoy.

00:12:54 - Gracias.

La falta de libertad derrumba al ser humano